© 2021 taller. All rights reserved.

Escribir sin adjetivos

.

ESCRIBIR SIN ADJETIVOS (Marce)

Mi flor está allí, en el florero. Ayer estaba en la planta, hoy está sobre la mesa. No ha cambiado su ofrenda ni su esplendor. Sigue siendo esa especie de reina donde la ubicó el kitsch, el colmo del ornamento, que sin embargo, en este caso, pasó del jardín al interior, de lo público, a la intimidad.

El pasaje la ha convertido en cierto modo en una rosa de artificio, un mix, un cruce, sigue siendo verdadera, huele, agreden las espinas pero ya no está ligada a la planta, ni a la tierra, y en este día de invierno, no la azota el viento ni la helada, tiene su ración de “Aguas Provinciales” en la represa del cristal.

Sigue siendo una rosa de la realidad, aunque el desplazamiento configura un simulacro. Hay o habría muchas diferencias, pero también mucha felicidad sabiendo ver las tres rosas, la que corté del rosal y aspiré en ese instante, la que me acompaña y entibia esta mañana de sábado sin sol y la que será los próximos días, y se vislumbra, la rosa de la fatiga que perderá la línea vertical, el color, los pétalos, aunque dejará para siempre su imagen en mi deseo, mi placer y mi conciencia.

.

……Marcelo Scalona.

<img class=»j1lvzwm4″ src=»data:;base64, » width=»18″ height=»18″ />
<img class=»j1lvzwm4″ src=»data:;base64, » width=»18″ height=»18″ />
50Natalia Elisa, Maria Fernanda Trebol y 48 personas más
19 comentarios
Me gusta

 

Comentar