© 2021 taller. All rights reserved.

La fiebre

.

LA FIEBRE
.
A menudo
la fiebre abre un espacio literario.
Una angina puede ser
un atajo a la infancia
y como el sueño o el ajenjo,
permite alcanzar un borde,
asirse a un módico delirio,
dormir la noche a las cinco de la tarde
y bajo las mantas,
musitando el nombre de la Virgen
(que vuelve desde los 11 años
de un patio nevado en el colegio),
balbucear ese nombre
que es también el de su hija
y hacer trampas,
y agregar otros
que también han sido
imposibles.
.
.
…………….Marcelo Scalona…